DATOS PERSONALES

Mi foto
* Escritor y periodista especializado en los aspectos políticos de la globalización. * Presidente del Consejo del World Federalist Movement. * Director de la Cátedra de Integración Regional Altiero Spinelli del Consorzio Universitario Italiano per l’Argentina. * Profesor de Teoría de la Globalización y Bloques regionales de la UCES y de Gobernabilidad Internacional de la Universidad de Belgrano. * Miembro fundador de Democracia Global - Movimiento por la Unión Sudamericana y el Parlamento Mundial. * Diputado de la Nación MC por la C.A. de Buenos Aires

miércoles, 20 de junio de 2007


LA ÉTICA DE LA RESPONSABILIDAD
(publicada en Revista Veintitrés con el título "Decisiones")

Decía Max Weber que un político debe tomar decisiones no sólo en base a sus principios sino también a las probables consecuencias de sus acciones. Yo, que frecuentemente he criticado el tono apocalíptico de ciertas declaraciones de Carrió y su incapacidad para construir estructuras que superen su persona, veo pocos motivos para criticarla cuando mejora sus propuestas. Es cierto que el acuerdo con Telerman terminó en derrota, pero al menos se dio la batalla; cuando la otra opción disponible (participar con una lista propia) hubiera puesto a la ciudad escasamente autónoma de Buenos Aires en manos de la alternativa entre Macri y Kirchner por decisión de su principal adversaria política, lo que hubiera sido aún peor.
Es verdad también que hubo errores. De un lado, dificultades para explicar, en poco tiempo y en medio de la campaña sucia, las razones y objetivos de la Coalición. Del otro, un candidato que jugó a la pirueta imposible de no perder votos kirchneristas aliándose con Carrió y terminó regalándole a Macri al menos un 5% de voto opositor.

¿Dañará esta derrota las perspectivas electorales de la Coalición para octubre? Es probable, si no se toma nota de las razones de la derrota. ¿Es Lilita Carrió la gran perdedora del 3 de junio? No. El gran perdedor es el Gobierno, que sacrificó a sus únicos dos ministros presentables, puso a Kirchner en la campaña y toda la carne a la parrilla y sacó menos de un voto porteño de cada cuatro. Es ésta la sorpresa que trajo junio: la existencia de un amplio espacio para las propuestas de la oposición. Si lo sucedido en Buenos Aires se extenderá, como otras veces, al resto del país, es desde luego otra cuestión.

4 comentarios:

PabloNoej dijo...

Hola Fernando, estaba esperando un comentario tuyo sobre las elecciones. Me parece que la sociedad, y muchos políticos que la integraron no están preparados aún para entender los principios de la coalición. Se necesita, como vos dijiste, tiempo y trabajo. Particularmente me pareció raro cuando la coalición se alió con Telerman, con un background netamente peronista, del cual no reniega. Entiendo que era para intetntar vencer a Macri, pero me parece que afectó un poco a la muy buena idea que es la coalición. Yo no voto por un tema administrativo pero, lo hubiera hecho por Macri, aunque adhiero totalmente a los principios de la coalición. Pero no percibí convencimiento de parte de todos sus integrantes. Mirá el casao de la Cerruti ahora. siguen con el tema de la demonización de la derecha. y van a apoyar al status quo de filmus y K "para no traicionar sus principios". En fin, mucha tela para cortar, pero creo que el objetivo es armar una coalición de la derecha e Izquierda democraticas como pasó en Chile. Aveces, escuchando a la gente y a los medios en el día a día siento que estamos aún muy lejos. Te mando un abrazo y seguí adelante!

Fernando A. Iglesias dijo...

Gracias Pablo. Coincido con tu planteo.
Las elecciones en Buenos Aires han dicho tres cosas: 1) que aún en su momento mejor el populismo nacionalista argentino no logra sacar en centros avanzados más de un cuarto de los votos, 2) que ha aparecido un sector de centroderecha potencialmente republicano y moderno: el PRO, y 3) que es necesario construir uno de centroizquierda, y en eso estamos en la Coalición.
saludos

fernando

Pablo dijo...

Fernando, te mando la url de algo que escribí en mi blog sobre el tema.
http://laverdadenjaque.blogspot.com/2007/06/una-centroizquierda-la-europea.html
Si podés comentame qué te parece.
Saludos

Fernando A. Iglesias dijo...

pablo: muy buen artículo. LO recmiendo a los lectores del blog. Concuerdo con todo, excepto con tu descripción del arco político. Brevemente: centroderecha y centroizquierda no son espacios per se sino alianzas del centro y la derecha y del entro a la izquierda. Digamos que Macri es de derecha, López Murphy y Bullrich de centro, y Carrió, el socialismo y el ARI, básicamente socialdemócratas, es decir: de izquierda. De allí que no me parece bien (sería otra alianza del agua y el aceite) la unión con Macri y sí con López Murphy.
Sí creo posible un acuerdo general de defensa de las instituciones.
fernando