DATOS PERSONALES

Mi foto
* Escritor y periodista especializado en los aspectos políticos de la globalización. * Presidente del Consejo del World Federalist Movement. * Director de la Cátedra de Integración Regional Altiero Spinelli del Consorzio Universitario Italiano per l’Argentina. * Profesor de Teoría de la Globalización y Bloques regionales de la UCES y de Gobernabilidad Internacional de la Universidad de Belgrano. * Miembro fundador de Democracia Global - Movimiento por la Unión Sudamericana y el Parlamento Mundial. * Diputado de la Nación MC por la C.A. de Buenos Aires

jueves, 17 de enero de 2008


CRISTINA K ENTRE REHENES Y ACONDICIONADORES
(publicado en DIARIO PERFIL del 13/01/08)

Dos intervenciones han caracterizado la primera semana de trabajo de Cristina Kirchner luego de sus vacaciones en Calafate. La primera ha querido justificar los cortes de luz en la Capital atribuyéndolos a los éxitos económicos obtenidos por el Gobierno K. La segunda ha sido para lavarle la cara después del fracaso inicial de la Operación Emmanuel, para lo cual la Presidenta enfatizó la importancia de la participación de Néstor Kirchner en el rescate de las prisioneras de las FARC. Ambas constituyen una perfecta ejemplificación del grado de tendenciosa parcialidad que es parte del discurso K desde sus orígenes.

En primer lugar, basta recurrir a los archivos del INDEC antes-de-Moreno para comprobar que el PBI nacional alcanzó los 301.208 millones de dólares anuales en el segundo trimestre de 1998, momento en el cual, por supuesto, el país contaba con la energía suficiente para alcanzar ese nivel de producción. Y bien, a pesar del más del 8% de aumento anual del PBI verificado desde mediados de 2002, el anterior récord productivo sólo fue superado (con 338.244 millones de dólares en el segundo trimestre de 2006) ocho años después, cuando habían ya transcurrido tres años desde la asunción de Néstor Kirchner. Un margen suficientemente amplio, incluso para el kirchnerismo, para detectar el problema y preparar la ampliación del potencial de la red energética. También aquí se ve cómo los hábitos kirchneristas de esconder la realidad y trabajar para el cortisimo plazo terminan siendo incompatibles con el desempeño racional de las funciones de gobierno.

El argumento del éxito extraordinario e inesperado es, en cambio, significativo, ya que demuestra que el Gobierno no confiaba en que las cosas le fueran tan bien como le fueron, lo que es perfectamente explicable ya que buena parte del crecimiento económico ha dependido de factores externos inesperados: el viento de cola generado por la duplicación del precio de las commodities desde el momento de la crisis y el rápido aumento del ritmo de crecimiento mundial, que también se ha duplicado en el mismo período. En cuanto a la otra posibilidad sugerida por Cristina Kirchner, la de que el aumento del número de acondicionadores de aire esté en el origen del estropicio, la hipótesis no haría más que confirmar las peores críticas acerca de la ausencia de una verdadera redistribución de la riqueza. En efecto, a menos que nuestros compatriotas ayer desocupados e indigentes estén ya en condiciones de comprar acondicionadores de aire split, el aumento de su número demuestra una mejora de la situación de la clase media pudiente al mismo tiempo que el índice de indigencia sigue fluctuando alrededor del 8%, esto es: muy a pesar del fenomenal trabajo de Moreno en el INDEC, por encima de las cifras de la vituperada década del Noventa. No otra cosa sugieren las estadísticas oficiales, que muestran una situación estable de la relación de riqueza entre los más ricos y los más pobres y una mejora simultánea del GINI.

Por último, las afirmaciones de Cristina sobre el papel de su Gobierno y su marido en el rescate van directamente a contrapelo de los hechos. Repasémoslos: cuando Kirchner formó parte del circo chavista de Villavicencio el resultado fue nulo. La liberación de las rehenes aconteció con él cómodamente instalado en Calafate. Que Cristina Kirchner considere estos hechos una demostración de la capacidad gobernante del matrimonio presidencial repite el error que comete respecto al crecimiento de la economía: la autoatribución de méritos respecto de sucesos que no los han visto como protagonistas sino más bien como testigos.

Los hechos de Colombia demuestran, en primer lugar, la aleatoriedad de cualquier mediador ante las FARC que no se llame Chávez y, en segundo lugar, la manifiesta alianza entre éste y los narcoterroristas de Tirofijo. Para no mencionar, ineducadamente, que la verdadera noticia no es que las FARC liberen a dos rehenes sino que aún mantienen a cientos en cautiverio. Ya que de de igualdad y acciones humanitarias se trata, no estaría mal que liberaran también a algunos de los que no tienen la suerte de poseer apellidos célebres y primera página disponible en todos los diarios del mundo.

7 comentarios:

Maguila dijo...

No hace falta demasiada profundidad de análisis para recopilar indicios de que la riqueza se concentró en sectores más ricos entre 2003 y 2007 (más que entre 1999 y 2002), por eso me da tanta bronca el discurso pseudo progresista. Es cierto, para crecer no eran necesarios demasiados esfuerzos, con el contexto internacional establecido a partir de 2002 era muy difícil no hacerlo, el mismo contexto 3 años antes hubiese significado la reelección del mismo De La Rúa. Al gobierno no le quedaba otra cosa que administrar y distribuir los recursos y establecer reglas de juego, lo hicieron mal, tan mal como el gobierno del riojano, los resultados están a la vista.
Pero lo que más me llama la atención es que quienes sufren estas consecuencias nefastas son precisamente quienes votaron por la continuidad de esta murga en el poder, con lo cual, no hay nada que hacerle, se verifica aquello de que "los dirigentes son un reflejo de la sociedad". Esta Argentina tiene que asumir sus culpas, soslayemos todo atenuante y seamos sinceros, sin demagogias, este pueblo hizo un guiño a la junta militar, votó dos veces a Carlos Menem, se creyó lo de la Alianza y le dió continuidad a los Kirchner, error este último que se revelará como tal cuando, como siempre, sea demasiado tarde. Allí empezarán los lamentos y los ataques frontales, ya empezó a flotar el fantasma del "yo no la voté", esta historia ya la viví, y la re viví. Disculpame el esceptisismo pero yo creo que, así como un embarazo dura 9 meses más allá de ese periodo no es embarazo, así como un crack irrumpe en escena a los 20 años y no a los 29, un país que después de 150 años de existencia institucional no logró asumir con actitud madura sus culpas y no sabe reconocer sus errores, ya no lo va a hacer.
Saludos

Fernando A. Iglesias dijo...

ESTÁ BIEN, MAGUILA, PERO: ¿NUNCA OÍSTE HABLAR DEL PESIMISMO DE LA RAZÓN Y EL OPTIMISMO DEL CORAZÓN?
SALUDOS

julian dijo...

Profesor Iglesias necesito comunicarme con usted. Mi mail
es : julianmauri@hotmail.com
yo fui alumno suyo en la licenciatura de alto rendimiento
Muchas gracias

recrear dijo...

Fernando, tuve el agrado de leer tu lbro "Kirchner y yo", la verdad cuando empecé creí que que me estaba equivocando, debido a q comienzo discrepando en algunas cuestiones ideológicas, no obstante a medida que fui avanzando me di cuenta que estaba completamente equivocado, ya que me mostraste tu increible razonabilidad y echaste por tierra mis prejuicios. A pesar de las diferencias da gusto verdaderamente encontrarse con este tipo de obras. Me he convertido en un asiduo lector tuyo y muchas de las cosas que escribís son dignas de admiración, algo que escasea en e periodismo de este-país...

Un gran abrazo, y desde ya te invito a que visites nuestro blog, el blog de la Juventud Recrear PBA, desde donde seguimos intentando luchar por una patria justa y republicana...

Animal Político dijo...

Que empieces bien el año Fernando. Ya nos pondremos en contacto. Un fuerte abrazo y si andás con tiempo date una vuelta por mi rancho cibernético. Serás bienvenido: apasodehombre.blogspot.com

Saludos, Fernando

Rolo Raffo jr dijo...

visiten mi blogg, el ultimo es un homenaje a cafrune, y no puse nada, los comentarios de los lectores sern el merecido homenaje al turco.

Fernando A. Iglesias dijo...

Gracias a todos menos al Polo Raffo. Qué tiene que ver Cafrune? Quién es el turco? No empecemos con el blogspam por favor...
saludos