DATOS PERSONALES

Mi foto
* Escritor y periodista especializado en los aspectos políticos de la globalización. * Presidente del Consejo del World Federalist Movement. * Director de la Cátedra de Integración Regional Altiero Spinelli del Consorzio Universitario Italiano per l’Argentina. * Profesor de Teoría de la Globalización y Bloques regionales de la UCES y de Gobernabilidad Internacional de la Universidad de Belgrano. * Miembro fundador de Democracia Global - Movimiento por la Unión Sudamericana y el Parlamento Mundial. * Diputado de la Nación MC por la C.A. de Buenos Aires

lunes, 11 de febrero de 2008


EL REGRESO DEL HIJO PRÓDIGO


(publicado en DIARIO PERFIL enero 2008)

Cuando publiqué mi último libro, Kirchner y yo, cometí un grave error. Mencionando el patrimonio del matrimonio K me equivoqué en la unidad de medida. En vez de escribir seis millones de pesos puse seis millones de dólares. Por suerte, el Presidente y su señora Presidenta han tenido la amabilidad de enmendar mi error. En efecto, durante los cuatro años de mandato presidencial-matrimonial el patrimonio declarado por los Kirchner pasó de más de seis millones de pesos a casi dieciocho millones, con más de once millones de pesos de ganancia neta y un aumento de seis millones sólo entre 2006 y 2007. ¿Tendrá todo esto algo que ver con las famosas declaraciones hechas por Cristina cuando sostuvo el año pasado que el problema de la Argentina no eran los pobres sino los ricos?

Casi todo el aumento patrimonial K provino de los alquileres de sus propiedades de Santa Cruz. Los K recibieron por ellas más de cinco millones de pesos en el 2007, lo que multiplicó por dieciocho veces sus ganancias respecto del año 2005 a pesar de que agregaron una sola propiedad a las alquiladas. ¿Está al tanto el vigilante Secretario de Comercio Guillermo Moreno, tan premuroso sobre el tema inflacionario, de este escandaloso aumento (¡1.800%!) de los alquileres en Santa Cruz?

Los Kirchner obtienen por sus propiedades una renta del 14.5% de su valor por mes (repito: por mes), por lo cual basta alquilarlas siete meses para recuperar completamente la inversión. ¿Es por lo tanto extraño que Néstor Kirchner haya decidido alquilar las oficinas para la Fundación Calafate, desde la que planea maravillas como la transformación del ayer detestado Pejota en un partido socialdemócrata europeo, en el humilde barrio de Puerto Madero, seguramente mucho más barato que Río Gallegos?

Es que no se trata de sólo de casas y hoteles en los mejores emplazamientos de Santa Cruz, ubicadas en tierras compradas por los K a precio de remate gracias a las buenas relaciones con los correspondientes intendentes; sino de que los Kirchner y los Fernández parecen haberse especializado en la adquisición de departamentos en la detestada Capital Federal, esa isla de espaldas al país que se niega a reconocer los milagros K y se empecina en no votarlos. Más exactamente: valiosísimas propiedades en los distritos de Puerto Madero, Barrio Norte y Recoleta. ¿Resulta extraño que el aumento del ABL haya indignado al kirchnerismo porteño, con el obediente presidente del bloque del Frente para la Victoria, Diego Kravetz, organizando paquetas movilizaciones en automóvil a la Municipalidad, es decir: enfrente de la Casa Rosada?

En total, la fortuna que declaran poseer los K asciende a 17.824.941 pesos. ¿A eso se refería Cristina Kirchner cuando dijo que por primera vez los sudamericanos tenían presidentes que se les parecían? ¿Estaremos todos los argentinos condenados al éxito, como sostuvo premonitariamente Eduardo Duhalde acaso refiriéndose al matrimonio presidencial, o seremos más bien víctimas del éxito K, como nos amenazó el Jefe de Gabinete Alberto Fernández?

No me molestan los ricos sino los hipócritas. Mucho menos comulgo con el stalinismo de quienes prometiendo acabar con la pobreza terminan siempre acabando con la riqueza, ni con el populismo de quienes a fuerza de simular preferir los pobres a los ricos (en tanto se enriquecen personalmente) trabajan incesantemente a favor de la reproducción de la pobreza. Tampoco conozco países con altos niveles de igualdad y respeto de los derechos sociales que no tengan empresarios ambiciosos, managers innovadores y un buen sistema financiero.

Lo que me duele es la absoluta incoherencia del enriquecimiento del matrimonio presidencial con un país de las maravillas cuyos niveles de indigencia (8,2% en el país y el Gran Buenos Aires) siguen siendo, a pesar de cinco años de crecimientos chinos, más altos que en la década del Noventa (récord del 7,7% en el Gran Buenos Aires en 2.000); cuya deuda pública (u$s 137.114 millones en 2.007) es también más alta que en cualquier momento de los Noventa (récord de 128.018 millones en 2.000), y en el cual la extraordinaria oportunidad que siguen ofreciendo los precios internacionales de las commodities se evapora sin que haya un verdadero cambio en el perfil productivo y social.

Lo que indigna es la coherencia de todo esto con ciertos signos preocupantes que la misma corte de “progresistas” que hoy aplauden las hazañas K considerarían inaceptables si las hubiera aplicado cualquier otro gobierno, por poner dos ejemplos: la renovación hasta el año 2032 de las licencias de los tragamonedas del Hipódromo de Palermo, una de las principales timbas del país, a favor del patagónico amigo Cristóbal López, y el simultáneo lanzamiento del faraónico tren bala con el silencio gubernamental sobre la suspensión del tren blanco de los cartoneros por parte de empresas que viven de los subsidios estatales. Para no hablar de política pura, en la que el regreso del hijo pródigo K al redil pejotista dice más acerca de la verdadera esencia del kirchnerismo de lo que podrían hacer cien artículos como éste.


Fernando A. Iglesias


Autor de “Kirchner y yo” y diputado de la Coalición Cívica

4 comentarios:

susrey dijo...

Fernando, termino de leer la Nación con el editorial del Rabino Bergman sobre si somos complices de lo que nos pasa, y no me cabe duda de que si lo somos. Me produce rabia el ver como se mofan de nosotros los ciudadanos. El tren bala, cuando tenemos trenes cebita, la social democracia cuando se visten en NY. Que buenos van a ser los libros luego de esta democracia, cuando salgan a relucir todos estos excesos. Te felicito por tus escritos y ruego que puedas hacer algo por la educación. sus

Tute dijo...

Fernando,
Es tan dificil de entender como la gente sigue comprando esta realidad. Te imaginas si todoe esto sucedia en la época del Turco? Se siguen matando de risa, se llenan la boca con los pobres y en su nombre, los bolsillos. No se vislumbra un cambio porque la voluntad de unos pocos no modifica la desidia de miles y miles. La panza llena tapa los ojos de la gente, el roban pero hacen es un axioma válido y aceptable en este país!
Ahh, estoy yan caliente que escribo sin pensar, me descargue.
Gracias, un abrazo.

Rolo Raffo jr dijo...

fernando no te hagas problemas, espera que se vaya kirchner y listo, a menem le sucedio lo mismo mientras se enriquecian y los numeros se podina falsificar nadie decia nada y menem era apaludido por todo el mundo a kl e va a suceder lo mismo. si la economia le llegase a explotar, (espero no porque sino de nuevo mal y otra que 2001) pero si no cambian de rumbo..... vamos para ese lado. cuando no pueda ocultar mas los numeros ni dibujarlos, perdi todo, hasta el poder acumulado y debera rendir cuentas a la justicia que seguramente sera afin a lgobierno que lo suceda y como el proximo gobierno le hechara la culpa de todo lo malo al anterior, la justicia actura para juzgar a kirchner.
escribo este y digo porque siempre paso asi y la gente nada...........

Fernando A. Iglesias dijo...

GRACIAS A TODOS POR LAS FELICITACIONES Y EL ALIENTO. VERDADERAMENTE, QUE EL CASO DEL ENRIQUECIMIENTO DE K HAYA PASADO CASI DESAPERCIBIDO NO HABLA NADA BIEN DE ESTA SOCIEDAD.
saludos